Poemas, Reflexiones, valores,...

Simplemente una experiencia cristiana con Dios

domingo, 3 de abril de 2016

PROMESAS DEL JESÚS DE LA DIVINA MISERICORDIA



Hoy es un día grande en el cielo, en la tierra, en la iglesia,  lleno de pascua  y de gloria.  Hoy es el día de la Divina Misericordia, (segundo domingo de pascua), pudiera dar muchos testimonios de lo que ha hecho en mi vida, recuerdo el último, recordé su promesa en  el que le pide en la hora su muerte, a las tres de la tarde, esa tarde pedi por Venezuela el día 05 de diciembre del 2015, y esa madrugada del 7 de diciembre que escuché la noticia que luego de 17 años, permitieron que la oposición ganara, desde ese entonces mi fe ha aumentado y hoy solo vengo a compartir con ustedes mi alegría. Les dejo sus promesas para recordar y festejar todos juntos…

Promesas

“Me queman las llamas de la Misericordia, deseo derramarlas sobre las almas, y las almas no quieren creer en mi bondad. Oh, qué dolor me dan cuando no quieren aceptarlas (...) Dile a la humanidad doliente que se abrace a mi Corazón misericordioso y Yo la llenaré de paz”.

“La humanidad no encontrará la paz hasta que no se dirija con confianza a mi Misericordia”.

"De todas Mis llagas, como de arroyos, fluye la misericordia para las almas, pero la herida de Mi Corazón es la Fuente de la Misericordia sin límites, de esta fuente brotan todas las gracias para las almas".

“El alma que confíe en mi Misericordia no perecerá, ya que todos sus asuntos son míos. El alma más feliz es la que confía en mi Misericordia, pues Yo mismo la cuido”.

"Proclama que ningún alma que ha invocado Mi misericordia ha quedado decepcionada ni ha sentido confusión".

"Hija Mía, escribe que cuanto más grande es la miseria de un alma tanto más grande es el derecho que tiene a Mi misericordia e invita a todas las almas a confiar en el inconcebible abismo de Mi misericordia, porque deseo salvarlas a todas. En la cruz, la Fuente de Mi Misericordia fue abierta de par en par por la lanza para todas las almas, no he excluido a ninguna"
"Yo preservaré a las ciudades y casas en las cuales se encontrase esta imagen".

"Yo también protegeré a aquellas personas que veneren esta Imagen y tengan confianza en mi Misericordia".


HORA DE LA DIVINA MISERICORDIA: LAS TRES DE LA TARDE

La oración de las tres dictada por Jesús a Santa Faustina Kowalska es la siguiente:

Expiraste, Jesús, pero Tu muerte hizo brotar un manantial de vida para las almas y el océano de Tu misericordia inundó todo el mundo. Oh, Fuente de Vida, insondable misericordia divina, anega el mundo entero derramando sobre nosotros hasta Tu última gota.

Oh, Sangre y Agua que brotaste del Corazón de Jesús, manantial de misericordia para nosotros, en Ti confío.

El Señor le dijo a Santa Faustina Kowalska lo siguiente:

"Suplica a mi Divina Misericordia, pues es la hora en que mi alma estuvo solitaria en su agonía, a esa hora todo lo que me pidas se te concederá, (es la hora en que Jesús derrama sus gracias especiales sobre toda la humanidad, aunque sea por un brevísimo instante sumérgete en oración de preferencia, ora La Coronilla y Dios te llenará de múltiples bendiciones), yo protegeré a todas las casas, ciudades y naciones donde veneren mi imagen.".


Si desean la Coronilla por aqui les dejo el enlace: http://webcatolicodejavier.org/dmnovena.html


4 comentarios:

  1. En esa Gran Misericordia afrontando toda consecuencia debemos caminar.

    Un Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Olga debemos rendirnos a su divina misericordia gracias por tu visita, un abrazo

      Eliminar
  2. Desde luego que nos hace falta confiar en la Misericordia Divina. Me guste especialmente esa parte en la que dice "cuanto más grande es la miseria de un alma tanto más grande es el derecho que tiene a Mi misericordia".
    Gracias por este artículo. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hada gracias por recordarlo la verdad es una promesa hermosa !!! gracias por tu visita un abrazo

      Eliminar