Poemas, Reflexiones, valores,...

Simplemente una experiencia cristiana con Dios

jueves, 21 de julio de 2016

TESTIMONIO VALIENTE




Amigos hace días por wasap, me pasaron este testimonio de valentía, y agradecimiento  público que el entrenador Fernando Santos como cristiano ,  le hace a Dios. Luego  haber ganado al Eurocopa 2016, 


Al iniciar la rueda de prensa después de la victoria, el técnico portugués leyó una carta de agradecimiento, que confesó ya había escrito semanas atrás:

“Por último, pero en primer lugar, quiero hablar con mi mejor amigo y su madre (Jesucristo y la Virgen María), dedicarles esta conquista y agradecer haberme convocado, agradecer por haberme concedido el don de la sabiduría, de la perseverancia y de la humildad para guiar a este equipo, por haberme iluminado y guiado. Porque todo lo que espero y deseo es para gloria de Él", expresó.

Casado y padre de dos hijos, Santos no esconde su fe católica, a la cual retornó en 1994. Nacido en una familia que no tenía una vida religiosa intensa, el técnico portugués recibió la Primera Comunión y la Confirmación, pero luego se alejó de la Iglesia.

“Sabía que existía Dios, nada más eso”, admitió en noviembre de 2015 a la periodista María João Avillez, durante la iniciativa “Conversas sobre Deus”, que conducía semanalmente en la Capilla do Rato, en Lisboa. El entrenador, sin embargo, señaló que nunca dejó de rezar a su ángel de la guarda.

Más tarde, se casó por la Iglesia con Guillermina, bautizó a sus hijos, pero fue solo cuando su hija comenzó a prepararse para la Confirmación que sintió cierta “inquietud” y “necesidad de entender mejor lo que estaba pasando”.

Conversó con un sacerdote que le dio un libro. A partir de entonces, comenzó a participar de la Misa con su esposa, pero aún sentía que algo faltaba, pues veía a las personas que iban a comulgar, pero él no. Volvió a conversar con el presbítero y dio el siguiente paso: se confesó.

Fernando Santos recordó, sin embargo, que aquel año había sido difícil para él, pues había sido despedido del equipo Estoril de la liga portuguesa. Al volver a casa, encontró a algunos amigos que fueron a consolarlo y le propusieron participar de un retiro del movimiento “Cursilho de Cristanda de (Cursillos de Cristiandad)”.

El entrenador recordó que fue al retiro para “poner la cabeza en orden” y acabó descubriendo a “Cristo vivo en cada uno de nosotros”.

Según el entrenador, él pudo comprender que tenía que alimentar su fe y que podía hacerlo a través de la Eucaristía. De esa manera, empezó a participar más seguido de la Misa y a comulgar con frecuencia.

Fernando vive hasta hoy profundamente su fe, participando de la Santa Misa y rezando, principalmente delante del Santísimo Sacramento.

“El lugar más cómodo para hablar con Él es frente al sagrario porque Él está ahí”, afirmó el técnico que tiene la costumbre de leer los textos de la liturgia diaria entre las primeras cosas que hace en el día.

Además, afirmó que pide todos los días por él y su familia, para que Dios “aumente la fe, la esperanza y la caridad”.

“Ser católico es una exigencia muy fuerte, porque consiste en creer que Cristo resucitó y está vivo. No podemos dejar de dar testimonio de eso en cualquier profesión que tengamos”, subrayó.




Un testimonio que nos alimenta, nos anima y a sentirnos orgullosos de ser cristianos  y agradecidos de las cosas que Dios hace con nosotros en nuestras vidas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada